0
Visualização
Acesso aberto Revisado por Pares
ARTIGO ORIGINAL

Presiones que reciben y generan un grupo de trabajadores informales por el uso del territorio y como afectan su vida y su salud, en Medellín-Colombia

Pressures received and generated by a group of workers with subsistence jobs in the center of Medellín, and how these affect their life and health

María Osley Garzón-Duque1; Deisy Soledad Monsalve-Bedoya1; Fabio León Rodríguez-Ospina2; Doris Cardona-Arango3; Ángela María Segura-Cardona4; Sara Toro-Tobón1

DOI: 10.47626/1679-4435-2022-970

RESUMO

INTRODUCCIÓN: Aunque se han realizado estudios acerca del trabajo informal, aun es escasa la evidencia que explique, desde la mirada de los trabajadores, qué presiones reciben y generan por el uso del espacio público y cómo estas presiones les afectan su salud.
OBJETIVOS: Explorar, desde la mirada de un grupo de trabajadores informales del centro de Medellín, las presiones ambientales y sociales que reciben y generan por el uso del territorio, así como los efectos que pueden tener estas presiones en sus condiciones de vida y salud.
MÉTODOS: Se utilizaron herramientas etnográficas para el trabajo de campo y de teoría fundamentada para el análisis de datos. Se tomaron mediante muestro teórico a 12 trabajadores informales “venteros”, con quienes se realizaron entrevistas en profundidad y grupos focales, previa toma de consentimiento de proceso verbal y escrito. Se transcribieron las entrevistas y grupos focales de manera textual, se contó con porteros e informantes clave. Los resultados fueron discutidos y validados con los trabajadores, y se trianguló la información con los investigadores. Se utilizó codificación abierta y axial para el análisis de datos.
RESULTADOS: Las presiones ambientales y sociales que reciben y generan estos trabajadores en las calles y aceras de la ciudad los llevan a vivenciar situaciones críticas en sus condiciones laborales, derivadas, en parte, del conflicto que se da por el uso del territorio con los diferentes actores del centro de la ciudad, situación que afecta directamente las condiciones de salud física y mental de los trabajadores, su vida y su labor. Los conflictos que se generan por el uso del territorio como lugar de trabajo implican que los trabajadores tengan relaciones hostiles en su cotidianidad. Sin embargo, estos conflictos podrían revertirse con acciones del Estado y la participación de los trabajadores.

Palavras-chave: trabajadores informales; investigación cualitativa; salud; enfermedad; ambiente de trabajo.

ABSTRACT

INTRODUCTION: Although studies about informal work have been carried out, there is still little evidence that explains, from the workers’ perspective, what pressures they receive and generate due to the use of public space, and how these pressures affect their health.
OBJECTIVES: To explore, from the point of view of a group of informal workers from the downtown Medellín, the environmental and social pressures that they receive and generate from the use of the territory, as well as the effects that these pressures may have on their life and health conditions.
METHODS: Ethnographic tools were used for field work and grounded theory for data analysis. Twelve informal street vendors workers were selected through theoretical sampling, with whom in-depth interviews and focus groups were conducted, after obtaining consent from the verbal and written process. Interviews and focus groups were transcribed verbatim, with the help of janitors and informants. The results were discussed and validated with the workers, and the information was triangulated with the researchers. Open and axial coding was used for data analysis.
RESULTS: The environmental and social pressures that these workers receive and generate in the streets and sidewalks of the city led them to experience critical situations in their working conditions, partly derived from the conflict that occurs over the use of the territory with the different actors in the downtown area, a situation that directly affects workers’ physical and mental conditions, their life, and their work.
CONCLUSIONS: The conflicts generated by the use of the territory as a workplace imply that workers have hostile relationships in their daily lives. However, these conflicts could be resolved with actions of the State and the participation of workers.

Keywords: informal sector; qualitative research; heath; disease; working environment.

INTRODUCCIÓN

En una investigación conducida en 2015, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico refiere que el empleo informal para el año 2020 representaría el 66,0% de la fuerza de trabajo implicada1, y que las condiciones de trabajo afectan a la vez el estado emocional, físico y mental de los trabajadores, siendo que las tasas de enfermedades o lesiones irán de acuerdo a las exposiciones que tengan1, según su ocupación en el sector informal, en el que se incluye a quienes hacen de las calles y aceras de las ciudades su lugar de trabajo.

La informalidad laboral es parte de la respuesta social a la escasa oferta de trabajo formal2. La Organización Internacional del Trabajo, en cuanto al entorno normativo y la economía informal, refiere la importancia de implementar un cambio en la estructura de gobierno, en que las iniciativas colectivas incluyan la participación de los vendedores, en este caso ambulantes, en la reglamentación y protección de sus bienes, prestando un bien común a la sociedad3.

En Colombia, es frecuente la utilización del espacio público como lugar de trabajo, el cual además, representa un medio de subsistencia que podría facilitar, además, una mejor calidad de vida para el trabajador y su familia2. Sin embargo, al ocupar un espacio considerado como bien público, los trabajadores generan un conflicto entre el uso del territorio como lugar de trabajo y como bien de uso público y lugar de desarrollo de diversas actividades en la vida cotidiana2. En el tercer trimestre del año 2020, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el porcentaje de ocupación informal fue del 47,2%4 para 23 ciudades de Colombia, cifra levemente inferior a los datos registrados en América Latina y el Caribe, donde el porcentaje de economía informal fue del 53,0%, con alrededor de 140 millones de trabajadores5.

Hacer uso del espacio público como lugar de trabajo puede dar lugar a relaciones hostiles. En Medellín, se consideraron las actividades laborales en el espacio público por primera vez en el año 1987, dentro del primer Plan de Desarrollo Urbano6. resultando en situaciones de inseguridad e incremento desmedido de vendedores ambulantes. Este escenario dio lugar, por un lado, a plantear la necesidad de recuperar el espacio público por parte del Estado6, y por parte de los trabajadores “venteros” del centro de la ciudad, a reivindicar lo que era su lugar de trabajo y la opción de supervivencia propia y de las personas que tienen a su cargo2. Lo anterior también ha dado lugar a generar unas directrices en cuanto al uso del espacio público en la ciudad, las cuales establecieron que, para el caso de los trabajadores informales “venteros”, se debería diligenciar una encuesta con datos del grupo familiar, de la vivienda y de salud, etc., necesarios para estudiar la posibilidad de otorgar el permiso para el uso del espacio público como su lugar de trabajo, además del cumplimiento de los criterios establecidos en el Decreto 725 de 19997, que incluye el cumplimiento del Código de Policía de Antioquia7 y las normas reglamentadas para los vendedores7.

Las ventas informales en la ciudad de Medellín han sido un tema de interés en salud pública y laboral recurrente, evidenciándose, en parte, por las dificultades para la movilización en las calles y vías peatonales, así como por las diferentes y difíciles acciones/interacciones que tienen los trabajadores, viendo afectadas sus condiciones de vida y de salud.Debido a las razones anteriormente expuestas, se buscó describir, desde la mirada de un grupo de trabajadores informales “venteros” del centro de Medellín entre los años 2015-2019, las presiones ambientales y sociales que reciben y generan por el uso del espacio público como lugar de trabajo, y los efectos que pueden tener estas presiones en su vida y su salud.

 

MÉTODOS

MARCO INTERPRETATIVO

El presente estudio fue abordado mediante un enfoque naturalista, dado que su interés estuvo centrado en comprender las experiencias y significados de los trabajadores acerca de las presiones que reciben y generan por el uso del espacio público como lugar de trabajo, y los efectos que éstas pueden traer en sus condiciones de vida y de salud, para lo cual fueron utilizadas herramientas de investigación cualitativa etnográfica para el trabajo de campo, de teoría fundamentada para el análisis de datos, y de investigación acción durante todo el proceso.

POBLACIÓN Y MUESTREO

La población de referencia fue de 686 trabajadores informales “venteros” del centro de Medellín, participantes en el estudio general de tesis doctoral del que se deriva el presente artículo. De esta población se tomó un grupo de participantes, seleccionados mediante un muestreo tipo bola de nieve, y posteriormente se avanzó con un muestreo teórico de 12 trabajadores, basado en las necesidades de información derivadas de las primeras fases de exploración. Fueron incluidos trabajadores con capacidad de expresar verbalmente sus experiencias y significados alrededor de los temas de interés, mayores de 18 años, con 10 años o más en su oficio, que conocieran el estudio y sus procedimientos, y que aceptaran participar mediante un consentimiento de proceso verbal y escrito, previa toma de los datos. No hubo perdida de participantes de acuerdo con los criterios establecidos.

INSTRUMENTOS DE RECOLECCIÓN DE DATOS

Se utilizó guion de entrevista, guía de grupo focal, guía de observación, y se llevó diario de campo de las actividades de toma de datos. Los instrumentos fueron diseñados y validados con los trabajadores y sus líderes entre los años 2015 y 2017, en un proceso de construcción colectiva del conocimiento. Se realizaron 11 entrevistas y un grupo focal. Para realizar del trabajo de campo, se realizó inmersión con los líderes de los trabajadores y los trabajadores, con el apoyo de porteros e informantes clave, con los que se viene trabajando desde el año 2007.

TEMAS DE ANÁLISIS

Presiones que reciben los trabajadores en el espacio público como su lugar de trabajo, presiones que generan los trabajadores en el espacio público, y los efectos en su vida y en su labor por las presiones recibidas, así como las acciones que adelantaba el Estado, los trabajadores, sus familias y los líderes.

CRITERIOS DE RIGOR

Se realizó inmersión en campo y acercamiento con los trabajadores, se utilizaron instrumentos construidos y validados con los participantes, y se llevó diario de campo. Las entrevistas y el grupo focal fueron grabados y transcritos textualmente, el análisis de datos tuvo en cuenta la lógica de la teoría fundamentada, se triangularon los resultados con los investigadores y los participantes, con quienes además se validó la información, previa presentación de resultados ante autoridades académicas e institucionales.

ANÁLISIS DE DATOS

Los datos se analizaron a través de codificación abierta y axial durante todo el período del estudio, desde las entrevistas y el grupo focal inicial en 2015y2016, continuando en los años 2017 y 2018, hasta la estructura de textos en 2018. La discusión y validación de resultado fue entre 2018 y 2019. Se utilizaron códigos teóricos con el fin de establecer conexiones entre categorías y subcategorías en la codificación axial. Los datos se registraron en diagramas y mapas, y finalmente los resultados se redactaron en prosa.

CONSIDERACIONES ÉTICAS

El presente artículo es un subproducto de los datos primarios de la tesis doctoral “Vulnerabilidad socio laboral y ambiental de un grupo de trabajadores informales ‘venteros’ del centro de Medellín, bajo el modelo de fuerzas motrices. Medellín 2015-2019”, aprobada por el comité Institucional de Ética en Investigación en seres Humanos de la Universidad CES, mediante acta No.84 de 2015. Estudio clasificado de riesgo mínimo de acuerdo con la Resolución 8430 y se tuvieron en cuenta las normas internacionales que incluyen población vulnerable, establecidas por el Consejo para las Organizaciones Internacionales de las Ciencias Médicas (Council for International Organizations of Medical Sciences, CIOMS).

RESULTADOS

PRESIONAN, SON PRESIONADOS Y ENTRAN EN CONFLICTO POR EL TERRITORIO CON EL ESTADO

El desempleo en Colombia, derivado, entre otros aspectos, del desplazamiento y de la violencia, ha traído un aumento de trabajadores informales en las calles de las ciudades, quienes utilizan el espacio público como lugar de trabajo, y es allí donde ejercen y reciben presiones, entrando en conflicto con el Estado y con otros actores, por el uso del espacio público como fuente de empleo, en la lucha por la supervivencia propia y de las personas que tienen a su cargo, además de someterse a procesos de reubicación, en los cuales, “con la terminada de la plaza minorista en los 80, se nos fueron adjudicados algunos puestos…” (HE2O), en lugares donde no vendían sus productos, y en muchos casos se quedaron sin plante, siendo esta una de las razones para no aceptar los lugares asignados, reconociendo que; “fue un paso difícil, porque uno, después de estar trabajando toda una vida en Guayaquil, a irse a meter a un localcito allá… mucha gente se devolvió, porque se quebraron” (HE2O). Tampoco tenían garantía de sus derechos, generándoles frustración y miedo: “Pues experiencias duras fue antes de carnetizarnos, con el ESMAD (Escuadrón Móvil Antidisturbios)” (EMVA1).

También sienten que trabajan en medio de la anarquía, manifestando que, “en este momento aquí, la anarquía es constante, vemos que la policía, o la institución, no tiene el mando, y entonces esto nos deja bastante preocupados, no sabemos con quién es que tenemos que hablar” (HGFG) (Figura 1).

 


Figura 1. Presiones. Los trabajadores presionan, son presionados y entran en conflicto con diferentes actores.

 

EL COMERCIO FORMAL Y LOS TRANSEÚNTES

Los trabajadores conviven con transeúntes y otros colegas en el centro de la ciudad, reconociendo que las condiciones no son las mejores; sin embargo, deben trabajar de día para comer de noche, ejerciendo una labor de subsistencia, donde reconocen que ocupan un espacio e incomodan a otros. “Yo dentro del espacio público, soy un obstáculo para los venteros formales, y para muchas otras personas que nos dicen que estamos es estorbando en la calle a los transeúntes, a los (trabajadores) formales, y a otras personas” (MGFLI) (Figura 1).

LOS ACTORES ILEGALES (“GOTA-GOTA” Y VENDEDORES DE DROGA), SUS COMPAÑEROS, LOS HABITANTES DE CALLE Y TRABAJADORAS SEXUALES

También reconocen que deben compartir el espacio público con quienes ofrecen créditos ilegales con intereses de usura, los “gota a gota”, prestamistas o paga diario: “también tenemos el gota a gota, el paga diario o el préstamo, en agiotismo que para nosotros es una presión constante y bien jodida, porque eso es un caos psicológico, que, si no vendemos, no pagamos, tenemos un doble problema ahí” (HGFG).

Los venteros presionan y son presionados por el entorno social. Además, bajo las condiciones en las que laboran, son más vulnerables a las presiones recibidas, situación que va generando cambios, dificultades en la convivencia y relaciones hostiles en su ambiente laboral. Los propios trabajadores reconocen: “…nosotros estamos colapsando la movilidad del centro, y promoviendo involuntariamente unos desórdenes de la ciudad, porque al calor del ventero también llega el habitante de calle, el delincuente, la prostitución; o sea, nosotros de una forma involuntaria presionamos a que haya el caos en la sociedad” (HE1A) (Figura 1).

RECIBEN PRESIONES DEL AIRE CONTAMINADO Y EL RUIDO

Los trabajadores manifestaron que vivencian cotidianamente presiones ambientales por altas temperaturas, cambios del clima, contaminación atmosférica y ruido, reconociendo que “lo ambiental es muy fuerte. Medellín está en construcción, y el aire está muy contaminado” (MGFC); “nuestro punto de trabajo está al sol, al agua…”. (HGF6); “el ruido es frecuente. Los mismos compañeros ejercen mucha bulla…” (MGFC), concluyendo entonces que todos aportan a la contaminación ambiental en el centro de la ciudad (Figura 1).

EFECTOS QUE SE DERIVAN DE LAS PRESIONES QUE RECIBEN Y GENERAN

Los efectos se manifiestan en las condiciones de vida y salud de los trabajadores, pues la salud física, mental y emocional es vulnerable a las presiones que reciben y generan. De otro lado, un frágil estado de salud les afecta su labor: “si llueve la mercancía tiene que estar tapada, no se vende, y eso ya psicológicamente también a uno lo indispone; y si es mucho el calor, que con eso también tenemos problemas de cáncer de piel. La verdad el clima afecta bastante la salud: el ruido, el polvo, o sea, toda la contaminación; trabajar en la calle es jodido” (HGFG).

Este grupo de trabajadores manifestó estar agobiado por el comercio legal y la policía, quienes los ven como obstáculos para comercializar sus productos pues “… ahí de pronto hay comercio formal, comercio informal, ahí la convivencia es mala” (HGFG). Por otro lado, las relaciones hostiles entre los compañeros y la poca solidaridad deterioran sus condiciones de vida y de salud: “las peleas constantes entre los mismos compañeros, la mala convivencia, eso genera estrés, no tener ventas, y se ven problemas o agarrones entre compañeros…” (HGFG).

PARA LA MUJER VENTERA, TANTO LAS PRESIONES COMO SUS EFECTOS SON MAYORES

Las trabajadoras participantes en este estudio se sentían discriminadas por ser mujeres, aunque reconocieran que el esfuerzo y agotamiento es para todos por igual, por las condiciones físicas y emocionales en las que se encuentren. “En realidad, la mujer en la calle está expuesta a la peor humillación física, psicológica, moralmente, nosotros en la calle somos presa muy fácil, hay mucho abuso sobre la mujer en la calle” (EMVLD2) (Figura 2).

 


Figura 2. Acciones del gobierno, de la policía y de funcionarios de espacio público sobre los venteros y su trabajo.

 

ACCIONES SOBRE LAS PRESIONES QUE RECIBEN Y GENERAN, Y SOBRE SU SALUD

Acciones paliativas, cuando se pierde la salud

Algunas acciones las realizan los trabajadores por la fuerza de su enfermedad, tales como quedarse en la casa por la enfermedad o verse obligados(as) a ir al médico cuando ya están en condiciones de salud que pueden revestir gravedad, así como en uno de los testimonios se refiere: “yo estuve 37 días en cuidados intensivos” (MVM1).

Acciones negativas de parte del Estado

Los venteros han vivenciado acciones hostiles y la indolencia ante situaciones que los ponían en riesgo, y recuerdan que “los operativos de espacio público eran violentos” (EMVLA1), llegando incluso a poner en duda la honradez del ventero, por ejemplo, cuando, al realizar las acciones de “control” a expendios de droga, en algunos casos también podían agredir a los trabajadores “venteros”, tal como lo refiere: “Los xxx, que andan con unos perros, pero ellos hacen el pantallazo para que se les vea por la cámara que sí están ejerciendo la autoridad, que están haciendo el trabajo, van por los puestos de los venteros” (HV1O) (Figura 2).

Una administración municipal realizó el censo de venteros, el cual, según algunos funcionarios del Estado, era para que el “ventero se sintiera protegido” (MVLD1); situación que podría favorecerlos o no, al tratar de reubicarlos, desde la perspectiva del Estado, con la premisa de aportarles a unas mejores condiciones de vida, pues ya no estarían al sol y al agua. No obstante, para algunos de los participantes en este estudio la realización del censo tuvo una connotación negativa y poco creíble, pues “primero hacían batida y después venían a contar, ¿qué credibilidad va a tener un censo de esos?” (HV2O), y por estas razones los “venteros” consideran que “hicieron un censo mal contado” (HV2O). (Figura 2).

Acciones positivas por parte del Estado

Los venteros también han vivenciado acciones positivas para fortalecerlos como gremio y facilitarles sus labores en las calles: “en la administración de [xxx], empezó un nuevo proceso para nosotros, aquí fue donde empezó el cambio. Porque ya [xxx] alcalde, [xxx] Secretario de Gobierno, empezamos un proceso de concertación, le planteamos la necesidad al alcalde en ese momento en el que éramos víctima; y él delegó al secretario de gobierno que se apersonara directamente de la problemática de los venteros” (HV1O). (Figura 2).

Acciones de los trabajadores ante las presiones recibidas

Las acciones podían llegar a ser violentas, cuando los venteros recibían agresiones por parte del Estado: “nos tocó revelarnos ahí, hasta toda mi familia me vio; porque yo soy muy pelionera, defendiendo lo de uno, yo soy muy calmada, pero cuando toca una cosa de esas toca peliar pa’ defendernos en ese tiempo” (EMVA1). (Figura 2).

 

DISCUSIÓN

Los trabajadores informales perciben bajos ingresos y tienen un empleo inestable para subsistir como trabajadores independientes8 y, en Latinoamérica, buena parte de este tipo de trabajadores ocupa el espacio público para desarrollar sus actividades, razón por la cual también son protagonistas en la transformación de los espacios9 urbanos y de los territorios que ocupan.

La informalidad laboral, superó el 50,0%, tanto en América Latina y el Caribe10, como en Colombia para el año 2020, y según cifras del DANE representaba el 46,4% de los ocupados4. Buena parte de este porcentaje son los hombres y mujeres que hacen de las calles y aceras de las ciudades su lugar de trabajo, los cuales, en Medellín, Colombia son designados como “venteros”. Estos trabajadores ejercen labores de subsistencia y ofrecen sus productos en puestos de trabajo ubicados directamente en la vía pública o en las aceras/andenes, llevándolos a ocupar un territorio de manera irregular e insegura tanto para ellos como para los transeúntes y otros actores legales e ilegales, que desarrollan sus actividades cotidianas en el centro de Medellín, tal como se registra en otras ciudades del país11.

Con respecto al territorio, este se constituye en el espacio y lugar donde se generan conflictos sociales, mediados por relaciones de poder, las cuales se convierten en experiencias de tensión y difícil comprensión, pues allí se desarrollan actividades de supervivencia12, tal como se evidenció en el presente estudio, el cual observó que los trabajadores deben adelantar acciones para responder a las presiones que reciben y generan en el espacio público, que afectan sus condiciones de vida, salud y trabajo y ponen en riesgo su subsistencia y la de las personas que tiene n a su cargo13. Las anteriores son condiciones similares a las evidenciadas para trabajadores informales en las calles de Bogotá, en el sector San Victorino14, quienes, por su condición laboral, estaban marginados de la protección del Estado, con dificultades de afiliación y atención por parte del Sistema de Seguridad Social en Salud y escasa o nula afiliación al Sistema de Pensiones.

En América Latina y el Caribe, algunos estudios describen factores que contribuyen al aumento del comercio ambulante en el sector informal. En Bolivia, los hombres ingresan a la informalidad laboral por falta de oportunidades y las mujeres para apoyar los gastos familiares10. En Perú, los trabajadores de las ventas ambulantes representan el 25,0% de la población económicamente activa en las ciudades medianas, y alrededor del 60,0% son mujeres10. En Brasil, los venteros establecen sus propias reglas, como la flexibilidad en sus horarios; sin embargo, tienen dificultades con el Estado y las regulaciones por el uso del territorio15. Finalmente, en Argentina, la informalidad laboral es un fenómeno que afecta 4 de cada 10 trabajadores, y es la principal actividad económica limitada en el país15.

Un estudio realizado en 2014 en Medellín16,en el que se entrevistaron a 153 venteros regulados, reportó que debe haber una mejor condición de las calles donde laboran: restricciones al tránsito de vehículos motorizados y provisión de alumbrado público, zonas verdes y arborización; uniformidad en los puestos de venta; elementos para disposición de basuras y vigilancia. El mismo estudio también observó que estas acciones favorecerían la seguridad de los trabajadores y traerían comodidad en el desarrollo de sus actividades16.

Otro estudio, cuyo objetivo era describir las condiciones de vida y de trabajo de los venteros ambulantes informales del corredor vial Ayacucho en la ciudad de Medellín, identificó como causa de las ventas ambulantes en la ciudad el desplazamiento por conflicto y la falta de oportunidades de vida17, y que, estando en las calles, los venteros se ven afectados por la contaminación auditiva y visual y por la invasión del espacio público, que altera la movilización del peatón y obstruye el tránsito de vehículos17, tal como quedo evidenciado en el presente estudio.

En Cartagena, Colombia, un estudio realizado con vendedores informales del mercado de Bazurto identificó que los trabajadores tienen un ambiente laboral desfavorable, estando expuestos al ruido, a la contaminación y a partículas que afectan las condiciones de salud18, condiciones similares a las registradas en trabajadores informales de Popayán, Colombia19. Estas condiciones son similares a las que se han evidenciado para los venteros del centro de la ciudad de Medellín, y además les afectan su condición de vida y de salud, siendo el ruido el factor de riesgo más identificado por los venteros16. También se ha evidenciado que los trabajadores “venteros” del centro de Medellín están expuestos a factores de riesgo: ergonómicos, psicosociales, de seguridad, físicos, químicos y de medio ambiente que alteran y afectan su estado de salud16.

En lo que tiene que ver con la salud mental, un estudio realizado con 258 vendedores ambulantes en Chile, estos reportaron que estaban muy felices con sus familias, pero débiles respecto a sus amistades y gozaban de mala salud física y mental entre 5 y 6 días al mes20. En Villavicencio, Colombia, en lo que tiene que ver con la percepción de salud de vendedores informales, se identificó que el 45,4% tenía mala salud, no gozaba de condiciones adecuadas para vivir, y mentalmente se sentía agotados21. Las anteriores son evidencias que coinciden en los testimonios brindados por los trabajadores participantes en el presente estudio, quienes se sienten agobiados, enfermos y agotados física y mentalmente, por las condiciones en las que realizan su trabajo.

En Colombia, se han registrado problemas de salud física en los trabajadores informales como: dolor de cabeza, fatiga, dolores de espalda, pérdida de audición entre otros16, sin embargo, en cuanto a las condiciones de salud y trabajo de las personas que viven de las ventas ambulantes, aun es escasa la evidencia comprensiva de actividades relacionadas con la promoción de la salud y la prevención de enfermedades derivadas de exposiciones a cargas pesadas, posturas y movimientos incorrectos, que agotan la salud y debilitan su capacidad y rendimiento físico19, condiciones estas que coinciden con lo evidenciado en los trabajadores participantes en el presente estudio. No obstante, un estudio que exploró las actitudes del vendedor ambulante en el barrio Chapinero, Bogotá22, frente a las condiciones laborales y políticas, evidenció que la policía es valorada como quien brinda seguridad, aunque puede llegar a ser frecuente su ausencia. Expresan los trabajadores que no hay gestión sobre las políticas de recuperación del espacio público; un hallazgo similar al registradas con los trabajadores participantes en el presente estudio, quienes manifiestan que hay inestabilidad en la seguridad.

Es importante tener presente que la evidencia comprensiva reportada para comparar los resultados del presente estudio en algunas aspectos es limitada, tal como sucede con los temas relacionados con el conflicto que se genera con el gobierno municipal, al realizar actividades como el censo de venteros, sobre el cual los trabajadores refieren que “hicieron un censo mal contado”, pues los trabajadores consideran que los datos no reflejaban la realidad, tanto del número de trabajadores como de sus condiciones de vida y de trabajo.

Con relación a los actores ilegales, vendedores de droga y los que prestan dinero con interés se usura (los gota-gota), no hay información registrada, y estos serían nuevos aportes al vacío en el conocimiento de los factores que afecta la salud de estos trabajadores, quienes vivencian condiciones de estrés y presión, en su afán por cubrir sus deudas y los intereses que deben pagar a sus prestamistas para tener el plante y poder trabajar. El presente estudio tiene limitaciones, por la dificultad de comparar sus resultados en varios de los aspectos explorados, dada la limitada evidencia científica generada de forma comprensiva para avanzar en el entendimiento de las condiciones de vida y de salud de los trabajadores informales que ejercen su oficio en las calles y aceras de las ciudades, y esta sería una línea de investigación en la que se debe ahondar.

 

CONCLUSIONES

Los trabajadores participantes en este estudio llegan a las calles como opción de supervivencia, desarrollan diferentes actividades laborales con el fin de generar un ingreso económico, se enfrentan a situaciones estresantes que se convierten en un obstáculo para alcanzar, conservar o mejorar sus condiciones de vida y de salud.

La salud de estos trabajadores, en general, se ve afectada por las condiciones a las que se encuentran expuestos durante el desarrollo de sus actividades cotidianas, en un ambiente hostil en el que generan y reciben presiones, donde las enfermedades aparecen por exposición a factores externos que aumentan su debilidad física y mental, dificultándoles, a su vez, tener mejores condiciones de trabajo, en un espacio donde la pugna por el uso del espacio público, para estos trabajadores, redunda en peores condiciones de vida y de salud.

 

Contribuciones de los autores

MOGD fue responsable de la administración del proyecto, de la conceptualización, de la investigación, del análisis formal y de la curación de los datos, de la redacción – borrador original y la revisión & edición de su contenido intelectual y de la validación de la versión que debe ser publicada. DSMD contribuyó al análisis formal, curación de datos, a la redacción – borrador original y la revisión & edición de su contenido intelectual y a la validación de la versión que debe ser publicada. FLRO, DCA, AMSC y STT contribuyeron al análisis formal, curación de datos, a la redacción – revisión & edición de su contenido intelectual y a la validación de la versión que debe ser publicada. Todos los autores aprobaron la versión final presentada y asumen la responsabilidad pública de todos los aspectos del trabajo.

 

REFERENCIAS

1. Muñoz-Caicedo A, Lenis PMC. Riesgos laborales en trabajadores del sector informal del Cauca, Colombia. Rev Fac Med. 2015;62(3):379-85.

2. Garzón-Duque MO, Cardona-Arango MD, Rodríguez-Ospina FL, Egura-Cardona AM. Informality and employment vulnerability: application in sellers with subsistence work. Rev Saude Publica. 2017;51:89.

3. Organización Internacional del Trabajo (OIT). El entorno normativo y la economía informal. Ginebra: OIT [citado en 11 dic. 2023]. Disponible en: https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---ed_emp/---emp_policy/documents/publication/wcms_229846.pdf

4. Colombia, Departamento Administrativo Nacional de Estadística. Empleo informal y seguridad social [Internet]. [citado en 15 oct. 2020]. Disponible en: https://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/mercado-laboral/empleo-informal-y-seguridad-social

5. Organización Internacional del Trabajo (OIT). OIT: Cerca de 140 millones de trabajadores en la informalidad en América Latina y el Caribe [Internet]. 2018 [citado en 14 oct. 2020]. Disponible en: http://www.ilo.org/americas/sala-de-prensa/WCMS_645596/lang--es/index.htm

6. Álvarez AP. Maniobras de la sobrevivencia en la ciudad: territorios de trabajo informal infantil y juvenil en los espacios públicos del centro de Medellín. Medellín: Ediciones Escuela Nacional Sindical; 2005.

7. Colombia, Alcaldía de Medellín. Decreto 597 de 1999. Medellín: Gaceta Oficial; 1999 [citado en 14 oct. 2020]. Disponible en: https://www.medellin.gov.co/normograma/docs/d_alcamed_0597_1999.htm

8. Guiza OEC. La indecencia del trabajo informal en Colombia. Justicia. 2017;23(33):200-23.

9. Silva SV. Trabajo informal en América Latina: el comercio callejero. Rev Bibliogr Geogr Cienc Soc. 2001;VI.

10. Organización Internacional del Trabajo. Economía informal en América Latina y el Caribe [Internet]. [citado en 15 oct. 2020]. Disponible en: https://www.ilo.org/americas/temas/econom%C3%ADa-informal/lang--es/index.htm

11. Saldarriaga-Díaz JM, Vélez-Zapata C, Betancur-Ramírez G. Estrategias de mercadeo de los vendedores ambulantes. Semest Econ. 2016;19(39):155-72.

12. Daniel PM. Territorialidades y procesos de trabajo. La venta ambulante en colectivos de la ciudad de Buenos Aires. In: VII Jornadas Santiago Wallace de Investigación en Antropología Social, Sección de Antropología Social. Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires; 2013.

13. Restrepo SHL. Informalidad laboral en Colombia y venteros ambulantes en Medellín: una revisión de la literatura. Ad-Gnosis. 2013;2(2):161-94.

14. Torres RMS. Caracterización e inserción laboral de los vendedores ambulantes de San Victorino en Bogotá. Trab Soc. 2017;(29):327-51.

15. Gómez CV. Participación de venteros informales de Medellín: una herramienta de ordenación del espacio público*. Cuad Vivienda Urban. 2018;11(21).

16. Duque MOG, Arias RG, Ospina FLR. Indicadores y condiciones de salud en un grupo de trabajadores informales venteros del centro de Medellín (Colombia) 2008-2009. Investig Andin. 2014;16(28):932-48.

17. Macías CP, Roquemen DP, Córdoba JAM, Molina SG. Condiciones de vida y de trabajo de los venteros ambulantes informales del corredor vial Ayacucho en la zona centro de la ciudad de Medellín, 2019. Rev CIES. 2019;10(2):51-66.

18. Gómez-Palencia IP, Castillo-Ávila IY, Banquez-Salas AP, Castro-Ortega AJ, Lara-Escalante HR. Condiciones de trabajo y salud de vendedores informales estacionarios del mercado de Bazurto, en Cartagena. Rev Salud Publica. 2012;14(3):448-59.

19. Aguilar JRV, Urrutia JE, Fuli CM, Moncayo FEM. Condiciones de salud y trabajo de las personas ocupadas en venta ambulante de la economía en el centro de la ciudad de Popayán, Colombia, 2011. Rev Cuba Salud Trabajo. 2013;14(3):24-38.

20. Peña-Pita AP, Sarmiento-Mejía MC, Castro-Torres AT. Caracterización, riesgos ocupacionales y percepción de salud de vendedores informales de lotería y chance. Rev Cienc Cuid. 2017;14(1):60-78.

21. Díaz EM, Guevara RC, Lizana JL. Trabajo informal: motivos, bienestar subjetivo, salud, y felicidad en vendedores ambulantes. Psicol Estud. 2008;13(4):693-701.

22. Orozco HB, Barreto I, Sánchez V. Actitudes del vendedor ambulante de la localidad de Chapinero frente a sus condiciones laborales y políticas. Diversitas. 2008;4(2):279-90.

Recebido em 27 de Janeiro de 2022.
Aceito em 6 de Abril de 2022.

Fuente de financiación: No

Conflictos de interés: No


© 2024 Todos os Direitos Reservados